+34 932 065 560 | info@amasociados.es

Jun 252014
 

Llegué a Shanghai con el tren de alta velocidad desde Beijing. El paisaje me pareció monótono y aburrido, de color gris. Muy de vez en cuando aparecían esos bosques de hormigón de altísimos edificios, todos iguales, que se pierden en la profundidad. Nuevas construcciones para ubicar a los millones de habitantes en proceso de crecimiento.

 

la foto 1-1

 

la foto 1

 

La entrada en Shanghai apareció ante mis ojos como algo insólito. Una ciudad de rascacielos y edificios singulares donde arquitectos e ingenieros han esculpido en hormigón, hierro y cristal. Me contaba mi joven amiga Jing que en tres años han construido tan rápidamente nuevos edificios que casi no reconoce su ciudad.

 

la foto 3

 

Mi sensación es la de estar en un mundo galáctico montada en una nave sorteando ese poderío de ingeniería arquitectónica. Tan impresionante parece el paisaje tecnológico como apasionantes son sus locales para comercio: la altura y dimensiones permiten a diseñadores e interioristas recrear sus  proyectos, no sólo en el juego del volumen sino en nuevos conceptos de mobiliario y acabados.

El mundo de la iluminación juega un papel tan importante como el resto de creaciones: pone en evidencia la alta tecnología y forma parte de ese todo que no puedo más que recomendados a todos que lo veáis con vuestros propios ojos.

 

la foto 2

 

la foto 4

 

la foto 5

 

Y aquí estoy yo, disfrutando de un descanso entre paseo y paseo. Zai jian!

 

la foto 2-1

 

Be Sociable, Share!

 Leave a Reply